Después de 30 días esperando las condiciones meteorológicas favorables, un grupo de científicos aventureros consiguió llegar a la cima del volcán Marum, en Vanuatu, y filmar estas impresionantes imágenes a tan solo 30 metros de la lava.

El hombre, equipado con un traje especial y un equipo de respiración, pudo pasar 40 minutos junto al lago de lava, donde las temperaturas son insoportables. Una autentica locura.