Si aconsejan y de hecho, es obligatorio, llevar a los niños en una silla especial y bien atados con cinturones de seguridad, es por algo. Entre otras cosas para evitar que cuando hay un accidente el menor salga disparado.

Y esto es lo que sucedió en este caso, la niña de 7 años salio disparada del vehículo y sufrió una lesión cerebral y varias contusiones.