Ocurrió en Noruega, un hombre se prendió fuego a las puertas del tribunal de Oslo en señal de protesta contra Anders Breivik, el Noruego que está siendo juzgado por los asesinatos de 77 personas el verano pasado.

Según se aprecia en las imágenes, la policía tardó varios segundos en atender al hombre, finalmente, ante las súplicas de éste, apagaron el fuego y le realizaron unos primeros auxilios hasta que la ambulancia lo trasladó al hospital con heridas de importancia.