El hombre fue capturado y acusado de haber grabado vídeos con su teléfono móvil de las torturas de las tropas del presidente Sirio. Imágenes escalofriantes que muestran el momento en el que el rebelde es enterrado con vida por las tropas Sirias.

El vídeo ha causado un gran revuelo a nivel mundial, no es para menos, hechos cómo este deberían ser erradicados de inmediato, parece que vivimos en otro siglo.