Otra historia de esas morbosas que nos la ponen dura nada más conocerla. La mujer tenía la fantasía de follar con un chico joven de gran polla y su marido accedió a grabar una porno casero mientras cumplía su deseo.

El cornudo consentido no pierde detalle de la follada y el chico, por su parte, disfruta a tope del cuerpazo de la señora, de muy buen ver.