No todo el mundo tiene los recursos necesarios para disfrutar de las cosas modernas, en este caso se trata de un gimnasio casero en Ghana, el hombre de las imágenes es aficionado al deporte y sin apenas recursos ha decidido montarse un gimnasio en casa.

Echándole imaginación se puede llegar muy lejos, aunque en realidad parezca un gimnasio de la prehistoria. Ni los picapiedra lo hubieran hecho mejor…