Ya en alguna que otra ocasión hemos visto fails con reporteros, sin duda aveces un duro trabajo, y es que ya se sabe que en directo puede pasar cualquier cosa.

Lo más normal es que el reportero de calle se vea interrumpido por gente que quiere aparecer en pantalla para tener su segundo de gloria, pero también se dan otras situaciones comprometidas para el periodista que nos resultan graciosas para los demás.