Ocurrió hace un par de días en Moscú, Rusia, una camioneta comenzó a arder, su propietario pudo salir a tiempo del vehículo pero no consiguió apagar el fuego con un pequeño extintor.

Minutos más tarde el fuego llegaba al depósito de gasolina provocando una gran explosión en medio de la calle. Imágenes reales que superan la ficción.