Esta vez al menos los presentes intentaban ayudar al animal y no lastimarlo como en otras ocasiones, lo malo del caso es que fueron bastante torpes durante el rescate y el joven camello murió en el intento.

Arabia Saudí, al parecer el animal había caído a una fosa de agua, los rescatadores ataron cuerdas a su alrededor para subirlo con la ayuda de una excavadora, hasta ahí todo correcto, pero las cuerdas fallaron y el animal volvió a caer dentro del agujero, esta vez boca abajo, sin posibilidad de darse la vuelta para respirar. Desde fuera, parece tan sencillo cómo haber tirado de él una vez que estaba en el aire, y no dejarlo en la zona de peligro.