Está claro que no es una buena idea ir en moto por una calle inundada ya que te puedes encontrar con alguna sorpresa desagradable y no darte cuenta. Cualquier bache o alcantarilla abierta puede jugarte una mala pasada.

En el vídeo tenemos el claro ejemplo de lo peligroso que es, por suerte quedó en un buen susto y en un buen chapuzón para el valiente motorista.