Una imagen realmente lamentable, la verdad es que la prostitución en sí es deleznable, es increíble hasta donde se rebajan las chicas ofreciendo su cuerpo cómo simple mercancía. Pero no vamos a juzgar ahora el oficio más antiguo del mundo, guste o no, siempre ha existido y seguirá existiendo…

Lo curioso del vídeo es que se trata de un funcionario público (Rusia) eligiendo a su puta preferida para divertirse en horas de trabajo, incluso en el coche oficial, manda narices.