Científicos Japoneses han desarrollado un curioso brazo robótico que nunca pierde jugando a piedra, papel o tijera. Y es que por muy deprisa que queramos hacer la jugada, el robot nos ganará el 100% de las ocasiones, simplemente imbatible.

Cómo lo hace?, sencillo, aunque imperceptible para el ojo humano. El robot lleva varias cámaras instaladas que reconocen los gestos de la mano y dan respuesta a éstos con tan solo un milisegundo de diferencia. A primera vista es imposible darse cuenta de la diferencia de respuesta, en el vídeo, hacia el final, podréis verlo a cámara super lenta.