Corrían los años 90 cuando un hombre llamado Zavadil tenía un espacio en la televisión por cable Canadiense, donde hacía locuras y acrobacias caseras, grabándolo con su cámara personal.

Ya en el 2011 salió a la luz un documental que reune los mejores momentos de este intrépido loco de las acrobacias, donde se puede ver entre otras cosas, la terrible caída que sufrió al intentar saltar a una piscina cubierta con lonas, que a punto estuvo de costarle la vida, fracturándose el cuello y pasando medio año de recuperación. Zavadil fue rescatado por su vecino, mientras estaba inconsciente y a punto de ahogarse en la piscina.