Estamos ante otra de esas producciones porno semi-amateur que tan de moda están, donde una chica totalmente desconocida busca romper ese anonimato grabando su peli porno casera, mostrando al mundo sus dotes artísticas e interpretación en el porno.

Son muchos los motivos que llevan a una pareja a hacer este tipo de vídeos, el propio vicio, simple placer de compartir y sentirse admirado por los demás o ganar unos euros extra, sea como sea es de agradecer que haya parejitas dispuestas a hacernos disfrutar.

En esta ocasión con una buena felación grabada a estilo POV, por supuesto con su buena corrida facial.