Ya tenemos nuevo candidato para los premios Darwin, nombrado idiota de la semana por méritos propios, se lo ha ganado a pulso el chaval. El vídeo tiene poco sentido, simplemente, nuestro protagonista se toma un buen vaso de vodka y acto seguido salta por la ventana para caer en los árboles que hay bajo ella.

Nada menos que un tercer piso, según indican en la fuente sufrió una seria fractura de pelvis, demasiado poco diría yo…