El hombre de las pelotas de acero

6.642 visitas

No sería el primero que presume de tener las pelotas duras como bolas de hormigón, cosa que no entiendo ya que… si al final es cierto y no se trata de una super protección genital para engañarnos, hay que tener poco aprecio por tus pelotas para entrenarte hasta que estas aguantan el dolor.

Además… QUE NO! Que no puede ser. Que las pelotas son muy delicadas. Es como si un huevo de gallina pudiese resistir una caída desde un 2º piso sin estar este protegido por algo, es IMPOSIBLE.

Por lo tanto me niego a creer que unas pelotas normales, como las tuyas y las mias puedan soportar esos golpes xD

¡Sigue viendo contenido interesante!

  • Agapito Sánchez Sánchez

    Bueno, es que la patada no se la da directamente en el testículo, el pie golpea contra lo que en mi barrio se conoce como “nies” (lo que ni es huevo ni es ano XD… vamos el perineo)

    Para quitar de ese lugar los testículos tiene que ser colocándoselos antes previamente a los costados/encima del pene (suena raro, pero cualquiera de vosotros lo puede hacer… Si empujas con suavidad el huevo hacia arriba llega un punto en el que parece como si se metiera debajo de la piel que hay encima del pene… luego basta con tener un calzoncillo que te apriete esa zona para que los testículos no vuelvan a su “zona normal” y listo)

    Vamos, yo creo que ahí debe estar el truco… porque todos tenemos huevos y eso no lo puedes entrenar para ser más duro que una roca, jajajaja

    Edito: O puede que no sea tan rebuscado y lo que le da son puntapies al perineo y nunca llega a darle a los testículos (porque hay personas que saben tensar el cremáster y conseguir mantener los huevos subidos… como cuando te da agua fría en los testículos, eso sube y se queda recogido :-P)

Agapito Sánchez Sánchez

Bueno, es que la patada no se la da directamente en el testículo, el pie golpea contra lo que en mi barrio se conoce como “nies” (lo que ni es huevo ni es ano XD… vamos el perineo)

Para quitar de ese lugar los testículos tiene que ser colocándoselos antes previamente a los costados/encima del pene (suena raro, pero cualquiera de vosotros lo puede hacer… Si empujas con suavidad el huevo hacia arriba llega un punto en el que parece como si se metiera debajo de la piel que hay encima del pene… luego basta con tener un calzoncillo que te apriete esa zona para que los testículos no vuelvan a su “zona normal” y listo)

Vamos, yo creo que ahí debe estar el truco… porque todos tenemos huevos y eso no lo puedes entrenar para ser más duro que una roca, jajajaja

Edito: O puede que no sea tan rebuscado y lo que le da son puntapies al perineo y nunca llega a darle a los testículos (porque hay personas que saben tensar el cremáster y conseguir mantener los huevos subidos… como cuando te da agua fría en los testículos, eso sube y se queda recogido :-P)