Normalmente cuando vemos un vídeo de este tipo lo hacemos con dos propósitos, uno es que exista un fail y que nos riamos un rato, que alguna de las chicas acabe metiendo un buen guantazo y otra que nos calienten de mala manera con sus movimientos.

En este caso no hay fail por lo tanto lo que se pretende es al menos disfrutar un poco de las vistas, que a nadie le amarga un dulce, y aunque las chicas no sean unos bombones de impresión al menos una de ellas tiene un par de tetas que seguro llamará vuestra atención, al menos en mi caso lo ha conseguido.