gemelasA un ser humano del género masculino, por norma general, se la suele poner bastante dura el ver -ya no hablemos de follar- a dos chicas penetradas por un mismo miembro viril. Pero si a esto le añadimos el detalle de que las dos hembras sean hermanas, y para colmo, gemelas, ya hace que se les salga el cimbel por la chimenea.

Exactamente esto es lo que hoy tenemos de tentempié, aunque a mi personalmente, me da una cierta grima el imaginarme intercalando rabo y ADN familiar con mi hermana -suponiendo que la tuviera-. En este caso, vale más obviar el parentesco de las chicas, pues la verdad, están bastante potables aunque tengan unos pezones como ‘Campurrianas’ de Cuétara.

¿A vosotros os pone más que sean gemelas o es algo indiferente para la dureza de vuestra manivela?