Por suerte todo quedó en un susto, pero las dos chicas que vais a ver en las imágenes estuvieron muy cerca de ser arrolladas por un enorme Monster truck que perdió el control y se saltó la barrera protectora.

Las chicas estaban tan asustadas que tenían la cara tapada con las manos, por lo que no pudieron reaccionar y se quedaron inmóviles, inconscientes del peligro que corrían. Mucha suerte.