Desgarrador, ocurrió en un barrio de Brasil, un chico de tan solo 10 añ0s presenció cómo dos motoristas pararon al lado del coche de su madre y le dispararon hasta en 10 ocasiones acabando con su vida.

El chico corrió hacia el coche pidiendo ayuda pero era demasiado tarde, es posible que se tratase de un ajuste de cuentas.