Uno de los vídeos más vistos en las últimas horas en Internet es este de un aficionado norteamericano al Beisbol que es detenido por la policía por saltar la valla desde las gradas al campo, el hombre solo quería atrapar una bola, que por cierto se acabó llevando su amigo que también saltó a por ella, y se le ocurrió hacer una pequeña gracia que lo llevó a comisaría.

Los presentes critican la acción policial ya que parece desmesurada, ponerle las esposas a un hombre que no ha hecho nada ni ha puesto en peligro a nadie, solo por el hecho de saltar a por una pelota y volver pacíficamente a su asiento.