Ocurrió en la Columbia Británica en Canadá. Un equipo de televisión de Global National se encontraba en el lugar del deslizamiento y consiguieron escapar por apenas unos minutos.

El equipo se encontraba grabando en la zona después de un primer deslizamiento de tierra del día anterior que había arrasado al menos 3 casas a la orilla del lago, dejando al menos 4 personas desaparecidas entre los escombros.