Ofertas Fresalia

Desfilan en Suazilandia en Topless para ser reinas

Desfilan en Suazilandia en Topless para ser reinas
1.410 visitas

Más de 50.000 mujeres solteras compiten por convertirse en la nueva esposa del rey de Suazilandia. Vestidas con faldas y coloridas bufandas tratan de conquistar al monarca. Es una ceremonia que los críticos dicen que no beneficia al país con la mayor tasa de VIH/sida del mundo.

Más de 50.000 vírgenes en topless competían el lunes por convertirse en la decimotercera esposa del rey de Suazilandia,
El rey Msuati III, el último monarca absoluto del África subsahariana, debe acudir a la ceremonia anual Baile de la Caña, que se ha usado desde 1999 para elegir a las nuevas novias entre miles de bailarinas vestidas con poco más que abalorios y las tradicionales faldas.

Vestidas con faldas cortas adornadas con cuentas y coloridas bufandas y llevando machetes, las chicas cantan tributos al rey mientras marchan alrededor del estadio real flanqueadas por supervisores varones vestidos con taparrabos de piel de animal.

“Quiero vivir una vida bonita, tener dinero, ser rica, tener un BMW y un teléfono móvil”, dijo una de las bailarinas, Zodua Mamba, de 16 años. “Pero el rey no me elegirá, soy demasiado fea”, se responde.

Los críticos dicen que Msuati, que ha desatado la controversia por su lujoso estilo de vida mientras que dos tercios de sus súbditos viven en la mayor miseria, establece un mal ejemplo al fomentar la poligamia y el sexo adolescente en un país donde el 40 por ciento de los adultos viven con VIH.

Y algunos dicen que el Baile de la Caña, que tradicionalmente se realizaba para celebrar la feminidad y la virginidad, se ha convertido en poco más que un escaparate para las jóvenes esposas en potencia del rey.

“Se ha abusado del Baile de la Caña para la satisfacción personal de un hombre”, dijo Mario Masuku, líder del partido de la oposición ilegalizado. “El rey tiene pasión por las jóvenes mujeres y la opulencia”.

Pero muchos suazis dicen que el joven monarca tiene derecho de hacer lo que quiera, defendiendo su gusto por las jóvenes novias como tradición suazi y alegando que las ceremonias como el Baile de la Caña, que este año ha congregado a una cifra record de 50.000 doncellas, cimentan la identidad nacional.

“El rey elige una esposa cuando quiera y así es como es. Es nuestra cultura y nunca cambiaremos”, dijo Tsandzile Ndluva, de 21 años, otra de las bailarinas.

Descargar

¡Sigue viendo contenido interesante!