Aveces hay una linea muy fina que separa lo divertido de lo ofensivo, en este caso la chica parece calentar al tío con sus bailes, todos ríen y se divierten, hasta que ella se cansa del manoseo y le recrimina.

Lo que empezó cómo un vídeo erótico subido de tono se convirtió en una pelea donde todos se fueron contentos y calientes, pero no por la parte erótica precisamente..