Una británica abandonó a su marido y a sus 20 hijos por un hombre casado que conoció por internet, revela este lunes el diario popular “The Sun”.

Todo iba bien entre el matrimonio Pridham y sus veinte hijos -de edades comprendidas entre 7 y 25 años-, hasta que una de las hijas consiguió un ordenador. Nicola, la madre, empezó a dedicar horas y horas a los foros de debate. En uno encontró a un soldado pelirrojo que utilizaba como pseudónimo “Ginger Squaddy” (soldado raso pelirrojo).