Parece increíble que mientras algunas mujeres tienen tan difícil dar a luz, otras en cambio lo tengan tan fácil y apenas sin esfuerzo. Seguro que es la envidia de muchas pajarracas que han pasado por el momento, con dolores, incluso por cesárea.

Al parecer la chica estaba sola en casa y se puso de parto, se metió en la bañera y en un momento tenía a su recién nacido en brazos, impresionante momento.