Una vez más y ya van unas cuantas, tenemos que hacernos eco de un artista callejero con mucho talento. Esta vez se trata de un hombre que hace sonar decenas de vasos creando música en plena calle.

La verdad es que el resultado es realmente impresionante, sobre todo viendo la rapidez y coordinación que tiene con los vasos, cómo quién toca un piano.