Hoy es uno de esos días en los que nos apetece dar por culo un rato, y para ello nada mejor que una pareja en plan casero, con la mujer dispuesta y caliente, con el culo en pompa mientras su marido se la mete en varias posturas muy adecuadas para una penetración total.

Y no queda ahí la cosa, ya que cómo vais a comprobar la pareja disfruta también de una doble penetración anal, con la ayuda de un consolador. Sin duda un ojete de lo más tragón.