La verdad es que los tíos normalmente somos muy simples, nos basta con ver a una o varias chicas con buen cuerpo y contorneándose al ritmo de la música, para ponernos cachondos, y no os digo nada si las chicas van en tanga o con minúsculos bikinis. El claro ejemplo está en las típicas lavacoches que suelen llevar a hacer su show en las concentraciones tuning y similares.

Y es que, el que no se ponga caliente tras ver esto es mejor que se lo haga mirar…