A simple vista parecía tratarse de una chica llevando a cabo algun tipo de protesta, desnuda ante el mostrador de facturación de un aeropuerto, pero en realidad era la compinche de un caco que estaba dándole el cambiazo a un hombre con su maleta.

Atentos a las imágenes, en ellas se apreciar perfectamente cómo un sujeto cambia la maleta a un hombre demasiado ocupado en observar el jaleo que monta la chica desnuda. Hay que andarse con mil ojos.