Ocurrió en una intersección de singapur, un ferrari GTO se saltó un semáforo en rojo colisionando contra otro vehículo, el choque fue brutal.

No sabemos el estado de salud de los implicados, pero a juzgar por las imágenes no debió ser nada bueno, al menos para el conductor que fue embestido por el Ferrari.