Afortunadamente no ocurrió ninguna desgracia pero la actitud de este conductor completamente borracho a los mandos de un tractor, es un autentico peligro para el resto de conductores y transeúntes.

Atentos a las maniobras en plena carretera, a personas así deberían no solo retirarles el permiso indefinidamente, si no meterlos entre rejas una buena temporada.