Un avión ultraligero se estrelló contra una noria de feria en un pequeño pueblo Australiano. Al parecer tuvo problemas en el despegue y quedó atrapado entre los hierros de la noria con el piloto y el pasajero en el interior, ambos salieron ilesos.

Por suerte en el momento del accidente solo disfrutaban de la atracción dos niñ0s que fueron rescatados sin heridas por la policía Australiana. La suerte hizo que el avión no chocara contra ellos.