Sin duda el vídeo chorra del día, pero me ha resultado gracioso, normalmente a los gatos nos les hace falta ninguna ayuda para subir a lugares elevados, sus dotes felinas hacen que sean unos de los animales más ágiles.

Pero en este caso ambos gatitos se han acostumbrado a ser unos señoritos de cuidado, con ascensor privado para subir a la casa de su dueño…