almacenesOcurrió hace unos días en Brasil, todo estaba preparado para que unos grandes almacenes de electrónica abrieran sus puertas con una gran oferta de apertura. La gente se aglomeraba en la puerta ansiosos por entrar cuanto antes y poder aprovecharse de las grandes ofertas del día.

Tantas eran las ganas de entrar que no esperaron ni a que abrieran la puerta, directamente la derribaron en masa, como borregos unos tras otros destrozando todo lo que pillaban a su paso, solo les faltó saquear el almacen, así ni ofertas ni leches.

50 personas resultaron heridas y una anciana murió en el hospital tras las graves heridas sufridas por la avalancha humana.