Sucedió en Corea, el conductor del Golf de las imágenes sufrió un ataque al corazón mientras conducía, quedó inconsciente y el coche se quedo acelerado atravesando la calle y chocando contra un centro comercial.

Por suerte no hubo más víctimas en el accidente, aunque desgraciadamente el conductor falleció tras ser ingresado en el hospital.