Imágenes grabadas por el circuito cerrado de videovigilancia de una gasolinera en China, captaron el dramático momento en el que un camión accidentado chocó contra uno de los coches estacionados en la estación de servicio, cayendo encima y aplastando el vehículo con 3 ocupantes dentro.

Según la fuente, dos chicos de corta edad murieron aplastados dentro del coche ante la impotencia de su padre que no pudo hacer nada por salvarlos.