Las cámaras de seguridad de un supermercado captaron el momento en el que un hombre armado enta en el local y se dirige a la caja registradora para sustraer la recaudación diaria, entre los clientes se encontraba un policía de paisano que no dudó en sacar su arma y disparar al ladrón y a su complice que esperaba fuera en una moto.

El sospechoso quedó herido pero consiguió levantarse y disparar contra el policía por la espalda, los tres fueron llevados al hospital y murieron más tarde a consecuencia de las heridas de bala.